Articles

Noticias de Boxeo: Entrevista exclusiva con la amiga de» Huracán » Carter: Lesra Martin

Entrevista exclusiva: Lesra Martin

Por Ed Ludwig

08.10-Mientras estuve en Vancouver recientemente para promocionar el nuevo documental «El viaje de Lesra Martin» tuve el placer de sentarme y hablar con Lesra en el Hotel Vancouver. La película, dirigida por Cheryl Foggo y producida para el National Film Board of Canada por Selwyn Jacob, fue parte del Festival Internacional de Cine de Vancouver.

Es mejor conocido como la figura clave que finalmente llevó a la liberación del injustamente condenado Rubin»Huracán» Carter. Este nuevo documento describe su vida como un niño pequeño, creciendo en los guetos de Nueva York, conociendo a los tres canadienses y leyendo «La Ronda 16″que cambiaría su vida para siempre. Muchos de ustedes conocen su historia de la exitosa película»The Hurricane» protagonizada por Denzel Washington.Su historia es mucho más profunda de lo que se retrató en la película y sentí que era importante hablar con Lesra y compartir su increíble viaje.

Ed Ludwig: ¿Cuáles eran tus sueños antes de conocer a los tres canadienses?

Lesra Martin: Mucho antes de conocer al grupo de canadienses que finalmente me llevó de Nueva York a Toronto, quería ser abogada y tenía la impresión de que todos los abogados habían ido al John J. College. No sabía la diferencia entre una universidad y una facultad de derecho. La verdad es que no podría haber entrado en John J o en ninguna escuela de derecho en los Estados Unidos porque poco sabía que a pesar de que iba a la escuela y estudiaba mucho, iba a la escuela día tras día y tenía uno de los mejores registros de asistencia, en el décimo grado todavía no podía leer ni escribir. Fue absolutamente fenomenal cuando lo piensas. Quería ser abogado, pero lo más probable es que hubiera necesitado un abogado, como suele decir Rubin, antes de convertirme en uno.

EL: ¿Alguna vez pensaste en dónde estarías hoy si nunca hubieras conocido a Terry, Sam y Lisa?

LM: Terry, Sam y Lisa fueron las tres personas nos presenta en la película «El Huracán» y sí me he preguntado dónde estaría y qué estaría haciendo si no tuve la suerte de correr en la trayectoria de estos tres Canadienses. Sabía que mi vida sería sustancialmente diferente de lo que es hoy. Miro a otras personas en la comunidad y miro a amigos que tenía de mi edad en ese momento, muchos de ellos ya no están con nosotros. Han sido derribados en las calles, asesinados en una pelea callejera, traficando drogas o en la cárcel y esa es una gran mayoría de hombres que conocía. Lo más probable es que me hubiera convertido en una estadística como la mayoría de mis amigos o en una estadística como la mayoría de mis hermanos. Dos de mis cuatro hermanos fallecieron de vivir una vida infernal. Vivir en una comunidad de guetos y sufrir las consecuencias y ramificaciones de esa comunidad. Un hermano murió de SIDA y el otro porque alguien decidió disparar a una multitud de personas que pensaban que eran una amenaza para ellos y mi hermano resultó ser un espectador inocente asesinado a tiros en las calles de Nueva York. Lo más probable es que yo hubiera sido uno de esos números.

EL: Antes de comprar el libro que cambió tu vida, ¿el boxeo era un deporte que seguías?

LM: En realidad no. El boxeo era algo que mi padre miraba todo el tiempo y, por lo tanto, podía verlo periódicamente. No teníamos televisión en nuestra casa durante muchos años, por lo que veríamos un combate de boxeo en la barbería o en un restaurante. El boxeo siempre fue un gran problema en nuestra comunidad y siempre escuchábamos hablar de los grandes luchadores como Muhammad Ali o Joe Frazier. Siempre tuve mucho respeto por el boxeo que se me inculcó como resultado de crecer en una comunidad que veneraba a los boxeadores.

EL: ¿Cuántas veces has visto la película «Huracán»?

LM: Probablemente lo he visto en su totalidad, tres o cuatro veces. Creo que la mayoría de la gente se sorprende al pensar que lo habría visto un sinnúmero de veces. Francamente, es una película difícil de pasar, es emocional. El hecho es que todavía hay otros Rubin Carter en el mundo, en Canadá y en los Estados Unidos. Las condenas injustas ocurren con demasiada frecuencia y es una película difícil de ver. Con eso en mente, no quiero verlo una y otra vez.

EL: ¿Ha hablado con Rubin recientemente y, de ser así, cómo está?

LM: No he hablado con él recientemente. En realidad ha pasado algún tiempo, un poco más de un año, creo. Entiendo que lo está haciendo bien. Hablé con su secretaria hace un par de semanas. Rubin está viajando, hablando y haciéndolo bien y estoy feliz de escuchar eso. He tenido esa relación de objetivos comunes con Rubin. A veces quiere pasar el rato y hacer cosas y otras veces necesita su soledad y su espacio. Sólo sigo la corriente con eso.

EL: ¿Es cierto que Rubin está viviendo en Nueva York ahora?

LM: No, todavía vive en Toronto.

EL: ¿Rubin sigue participando activamente en hablar en público y trabajar con los condenados injustamente?

LM: Está en Toronto dirigiendo AIDWYC. Es el director ejecutivo de AIDWYC, «La Asociación en Defensa de los Condenados Injustamente».

EL: ¿Por qué John Artiss ha mantenido un perfil muy bajo después de que él y Rubin fueran liberados de la cárcel?

LM: Hablé con John el año pasado en una función en Atlanta y es un gran orador por lo que escuché. No conozco muy bien a John, pero supongo que ha mantenido un perfil bajo, no tanto por elección personal, pero cuando hicimos la película no pasó mucho tiempo en su papel y eso es desafortunado porque es un hombre valiente y fue igualmente presionado para confesar algo que no hizo que decían que Rubin hizo y nunca se rindió a eso. Estoy seguro de que las tentaciones fueron geniales, decir » Hey Rubin lo hizo y no tuve nada que ver con eso. Yo estaba solo para el viaje». Al final del día nunca lo hizo. No se si su perfil bajo está fuera de elección, pero por el hecho de que no apareció en gran medida en la película «The Hurricane».

EL: ¿Es difícil para usted hacer tiempo para su familia y amigos debido a la demanda de que aparezca en programas de entrevistas y charlas públicas?

LM: Es difícil cuando tienes una agenda ocupada, cuando estás volando por toda América del Norte para cumplir compromisos. Hace que sea difícil pasar tiempo con su familia y amigos, pero uno de los mejores inventos en mi opinión y el peor es el teléfono celular para que siempre pueda estar en contacto cuando esté en la carretera. Así que llamo a mis amigos y siempre pueden contactarme en mi celular si es necesario y llamo a mi familia de la misma manera. Cuando estoy en casa, es tiempo de calidad con mi familia y amigos que tengo en la comunidad local. He aceptado que esta va a ser mi vida y mi horario y depende de mí disfrutarlo sin descuidar a mi familia.

EL: ¿Sus raíces están firmemente plantadas en Canadá o se ve a sí mismo regresando a Nueva York algún día?

LM: Debido a la tragedia en Nueva York el 9/11, por supuesto, creo que todos los neoyorquinos, no puedo hablar por todos los que se han ido hace años, pero si se parecen a mí, hay un anhelo o deseo de volver a Nueva York solo para ayudar y mostrar apoyo. Nueva York era un lugar difícil para mí porque es una tierra de contradicciones. Se considera la Gran Manzana, pero a veces creo que está podrida hasta la médula, así que tengo emociones conflictivas sobre Nueva York. Debido a la tragedia, sabiendo que soy neoyorquino, quiero volver y ayudar cuando pueda. En términos de vivir allí o en cualquier lugar de los Estados Unidos de forma permanente, es dudoso porque mi esposa está contenta con la pequeña comunidad en la que hemos elegido residir, por lo que sería muy difícil arrancar de raíz eso. Irse es dudoso.

EL: Tu historia es increíble. Crecer en el gueto y no ser capaz de leer y hoy eres un exitoso fiscal de la corona y orador motivacional. Su mensaje para la gente de hoy es de esperanza y de seguir sus sueños. ¿Es esta la fuerza impulsora detrás de Lesra Martin?

LM: Bueno, como usted sabe, me tomé un tiempo libre para ejercer como abogado y, por lo tanto, no he ejercido durante casi dos años y cuando lo hice, lo hice bajo la creencia de que lo que estaba haciendo contribuyó en gran medida a una sociedad mejor. En ese sentido, incluso entonces mi trabajo era tener esperanza y sueños, seguir tus aspiraciones. Hablar en público me ha brindado la oportunidad de salir y hablar sobre continuar dando un paso cuando la adversidad llegue a su camino. Hablar en público es una historia sobre la esperanza y el logro de sus sueños y supongo que esa es la fuerza impulsora detrás de Lesra. Haz lo que puedas cuando puedas, así que eso es lo que trato de hacer. Hace meses, un maestro me dijo: «Desearía poder inculcar a mis estudiantes que es importante en la vida comenzar con dónde estás, trabajar con lo que tienes y hacer lo que tienes que hacer.»Me gusta eso. Es un programa de tres pasos. Se trata de levantarse y moverse, evaluar dónde se encuentra, averiguar qué necesita hacer y comenzar a hacerlo. Puede marcar la diferencia.

EL: Cuando empezaste a hablar en público, ¿tenías mariposas?

LM: Tengo mariposas cada vez que subo al escenario y hablo con la gente. Puede estar frente a ochenta personas o tres mil personas y todavía tendré mariposas. He hablado con grandes oradores sobre eso y he estado hablando durante muchos años. Mucho antes de que saliera la película «The Hurricane», hablaba no tan regularmente, pero cada mes o así estaría ante una multitud y he estado haciendo eso durante unos diez o quince años. Las mariposas nunca se han ido y cuanto más lo hago, creo que deberían desaparecer, pero ahora acepto el hecho de que no va a suceder. Los buenos oradores me dicen que cuando pierdes las mariposas y el nerviosismo, es hora de dejar el negocio.

EL: Vi su nuevo documental, «El viaje de Lesra Martin» y me pareció muy conmovedor. Aprendí mucho sobre ti. ¿Era importante difundir su mensaje desde su propio punto de vista personal?

LM: El documental me ha brindado la oportunidad de compartir una mayor parte de mí y ser más íntimo con los espectadores y ser más abierto y personal. No es necesariamente mi propia perspectiva personal porque no tenía control de dirección sobre la película, pero tuve la oportunidad de presentar a los espectadores por primera vez a las personas que me trajeron aquí. No solo el grupo de torontonianos que me ayudaron inicialmente, sino la familia, las hermanas, los hermanos, las tías y los tíos que han contribuido a llevarme a donde estoy hoy, así que sí, era importante para mí poder hacer eso. En la sociedad actual, todos piensan que tienen que hacerlo por su cuenta. No creo que haya vergüenza en necesitar una mano o aceptar una mano y considerarte afortunado cuando eres el que puede prestar esa mano. Todos necesitamos echar una mano y aceptar una mano cuando podamos.

EL: ¿La Junta Nacional de Cine de Canadá se acercó a usted para hacer el documental?

LM: Sí, Selwyn Jacob del National Film Board se me acercó a finales de 1999 o principios de 2000. Me preguntó si le permitiría hacer este documental y me gustó la distancia con la que se acercó a mí. Tenía fe, no al principio, pero le hice pasar por algunos aros y al escritor y al director por aros. Cheryl Foggo, la directora de la película, inicialmente iba a escribir el guion y alguien más iba a dirigir. Puse a todos a través de los aros y ella se convirtió en la directora. Estaba feliz por eso. Al final del día creo que hicieron un trabajo maravilloso. Fueron sensibles, respetuosos con mi familia y creo que capturaron el conflicto y, en cierta medida, la culpa que una persona a la que se le ha dado la oportunidad en la vida puede sentir cuando alguien que merece igualmente esa oportunidad de obtener una.

EL: ¿Cuánto tiempo se tardó en filmar el documental?

LM: En total, filmamos durante aproximadamente un año e investigamos durante unos meses antes de la filmación y luego la editamos después de eso. Estamos ante un proyecto que tomó alrededor de dos años y medio.

EL: Para las personas que viven fuera de Canadá y que desean ver el documental, ¿pueden ponerse en contacto con alguien para obtener más información?

LM: El National Film Board tiene un sitio web, www.nfb.ca y en el sitio web hay vías para comprar una copia de VHS. También estamos buscando emisoras, por lo que es más que probable que sean elegidas para emitir en los Estados Unidos. Siempre estará disponible para maestros y con fines educativos en toda América del Norte.

EL: ¿Está planeando volver a su trabajo como fiscal de la corona?

LM: No tengo ningún plan inmediato para volver a procesar o ejercer la abogacía en el futuro inmediato. Mantengo mi boleto en la profesión de abogado al día porque nunca se sabe y si regresara probablemente volvería como abogado defensor. Quería trabajar como fiscal porque quería ver ese lado de la profesión. Ahora iría en defensa si volviera ahora pero nunca se sabe porque las cosas cambian todos los días.

EL: Si te pidieran dirigir o producir un documental, ¿es algo que te interesaría?

LM: Absolutamente. Nunca he dirigido o producido, pero tuve una gran participación, como saben, en la película «The Hurricane» y una participación significativa en este documental sobre mí. Mi objetivo final y deseo es presentar mi propio programa en Canadá preferiblemente. El programa se centraría en cuestiones de alfabetización y educación. También se centraría en el apoyo de celebridades que están dentro y fuera de Vancouver que frecuentarán el programa porque también están comprometidas con los temas de educación y alfabetización. Quiero combinar un programa que sea divertido, inspirador y serio al mismo tiempo.

EL: ¿Hay días en los que deseas no ser una celebridad?

LM: no me considero una celebridad. Solo hago lo que hago y me pregunto qué traerá mi día cuando me despierte cada mañana. No me considero diferente de los demás. La gente me ve y sabe quién soy, por lo tanto, tengo que aceptar esa notoriedad y está bien. Espero defender algo bueno y representar una inspiración abierta para la gente y si esa es la única contribución que puedo hacer de ser una celebridad, entonces está bien. Hay momentos en que voy a lugares con mi familia en los que me gustaría tener privacidad. Mi esposa es una persona muy privada, por lo que hay momentos en que creo que la privacidad estaría bien.

EL: ¿Dónde estará Lesra Martin dentro de diez años?

LM: No se donde estaré dentro de diez años. Lo tomo un día a la vez. Acabo de terminar la mayor parte de mi autobiografía y está ante editoriales de Nueva York y Toronto, y creo que va a ir muy bien. Me gustaría verlo en la lista de los más vendidos y es un libro bien escrito. Creo que tengo una buena y honesta oportunidad. Leo mucho y creo que hay algo irónico en no poder leer o escribir a la edad de quince años y ahora estoy escribiendo mi propio libro. Tomo cada día como viene, un paso a la vez.

EL: Mi última pregunta, con no poder leer hasta más tarde que la mayoría de la gente, ¿fue culpa del sistema educativo de Nueva York?

LM: No hay duda. El sistema escolar de Nueva York me falló a mí y a muchos otros estudiantes. Es un sistema pobre. Desafortunadamente, los maestros que trabajan en algunos de los barrios pobres de las ciudades se han dado por vencidos. Creen que no pueden hacer la diferencia. Estos niños son empujados de grado en grado sin tener idea de cómo leer o escribir. En el momento en que alcanzan algunos de los grados superiores, es una lucha terrible cambiar sus habilidades. Muchos maestros acaban de desempeñar el papel de disciplinarios. Se sentaba en la parte superior de la clase como el mío y leer el periódico. Los niños podían jugar a las cartas, al tic-tac-toe y mientras estuvieran callados, obtendrían una estrella al final del día. Si tuvieras suficientes estrellas al final del año, pasarías. La escuela se ha convertido en un lugar para aprender disciplina y no un lugar para usar el cerebro y eso es una pena. El sistema de hoy es peor en el gueto. Hay un montón de pequeños programas apareciendo por todo Estados Unidos y algunas comunidades en Canadá cuyo enfoque principal en una escala más pequeña es marcar la diferencia. Enseñar a los niños a leer y escribir, promover la alfabetización. Tengo mucho orgullo por ese tipo de organizaciones.

Para obtener más información sobre Lesra Martin, visite www.lesra.comand www.nfb.ca / lesramartin

Para obtener información sobre la Cartulina Nacional de Canadá y el próximo documental, que presenta George Chuvalo y Muhammad Ali, puede visitar www.nfb.ca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.